RENDIMIENTO ESCOLAR


Causas del bajo rendimiento escolar

El bajo rendimiento escolar puede deberse a diferentes causas, aunque los efectos externos sean los mismos. Mediante un análisis de cada caso y una lectura del patrón neuronal del niño puede encontrarse la causa subyacente y tratarla adecuadamente.

Las principales causas del bajo rendimiento escolar son:

 

  • TDAH: El trastorno de atención con hiperactividad (así llamado, aunque en ocasiones se manifieste sin hiperactividad) es una de las principales causas de retraso escolar. Las muchas evidencias experimentales que indican que este trastorno está asociado a un déficit de funcionamiento en la vía talámica-prefrontal, hacen necesario descartar este trastorno de base orgánica antes de abordar otras posibilidades.
  • Trastornos del aprendizaje: el niño tiene dificultades específicas con la lectura, escritura o la realización de operaciones matemáticas.
  • Trastornos de la comunicación: el niño tiene dificultades para expresarse correctamente, sea porque no encuentra o no es capaz de usar las palabras adecuadas o porque tiene dificultades en la pronunciación de algunas palabras o tartamudeo.
  • Trastornos de la conducta: incumplimiento sistemático de normas, hostilidad, fanfarronería y, en general, actitudes desafiantes y/o agresivas.
  • Problemas emocionales, que se manifiestan como miedo o falta de motivación frente a los estudios, con excesivo nerviosismo y dificultades de concentración.

Mejora del rendimiento escolar con neurofeedback

Los cuatro primeros trastornos se analizan en profundidad en otros apartados que los explican específicamente. Respecto del bajo rendimiento escolar debido a falta de motivación frente a los estudios, miedos o rechazo, puede considerarse con el mismo abordaje que los trastornos del aprendizaje, ya que suele venir asociado con desmoralización, baja autoestima y déficit en habilidades sociales.

Por lo tanto, como éste, puede tratarse con los protocolos adecuados de neurofeedback para la mejora del estado de ánimo y disminución de la ansiedad, consiguiendo una significativa mejora del rendimiento escolar.