TERAPIA SISTÉMICA

terapia-sistémica-01En sus orígenes la terapia sistémica se puso al servicio de la terapia de familia y supuso un cambio de paradigma modificando el concepto de salud mental y un cambio en la terapia. Ya no se mira a la persona con problemas individualmente como alguien aislado del resto, sino como a alguien que forma parte de un sistema al que influye y por quien, a su vez, es influido. De esta manera, la persona que presenta el síntoma o problema (paciente identificado) es considerada como la expresión de la disfunción o de los problemas del propio sistema. Por consiguiente, la solución del problema se supedita al cambio en la estructura del propio sistema. Concretando: “Si un individuo puede influir sobre los demás y en consecuencia sobre el sistema, si todos nos influimos mutuamente, se pueden ir modificando pautas, conductas aunque no se trabaje directamente con una o varias personas del sistema”. Si extrapolamos esto a conflictos familiares o al comportamiento disfuncional de uno de los miembros de la familia, significa que se pueden lograr mejoras, independientemente del tipo de problema, trabajando sólo con uno o algunos de sus miembros. En nuestra experiencia, hemos podido comprobar que pasado algún tiempo, cuando los cambios ya son evidentes dentro del sistema, aquellos miembros reacios a venir a terapia terminan acudiendo a ella.

El objetivo general es un cambio en el funcionamiento del sistema como contexto social y psicológico de malestar de todos o de algunos de sus miembros. Mejorar las pautas de interacción del sistema es la forma más eficaz de ayudar a sanar al paciente identificado.

 

Lo novedoso de esta terapia es basar este concepto en el enfoque de la salud mental que hasta llegar a ella siempre se había centrado en el enfoque individual y en la vida intrapsíquica. Ya que la vida intrapsíquica de un individuo no es exclusivamente un proceso interno, si admitimos que el individuo influye en su contexto y a la vez es influido por él.

Aunque el desarrollo de los modelos sistémicos ha estado unido a la evolución de la terapia familiar, en la actualidad su ámbito de aplicación es mucho más amplio, abarcando también el tratamiento individual y de parejas.

Citando a Freixas y a Miró, podemos decir que los modelos sistémicos representan el marco conceptualmente más provocador y tecnológicamente más innovador de la psicoterapia actual.